Cines en riesgo de desaparecer; más de la mitad están cerrados

Durante el pasado fin de semana se vendieron solo 227 mil boletos, lo que contrasta con los 4.5 millones que se registraban previo a la contingencia sanitaria

869
El cierre de la industria cinematográfica afectaría a cerca de 200 mil empleos entre directos e indirectos.

Más de la mitad de cines existentes en México se encuentran cerrados debido a las medidas sanitarias implementadas por la pandemia de COVID-19, de acuerdo con un reporte de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Durante el pasado fin de semana se vendieron solo 227 mil boletos, lo que contrasta con los 4.5 millones que se registraban previo a la contingencia sanitaria.

Actualmente se encuentran dando funciones poco más de tres mil 400 salas.

«Al día de hoy hemos bajado a 22 entidades federativas con reapertura de cines autorizadas, a diferencia de las 26 con las que empezamos el año 2021», señala Canacine.

Ciudad de México, Coahuila, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Querétaro y Tlaxcala, se encuentran en semáforo rojo, por lo cual los cines permanecen cerrados.

En Puebla, donde hay semáforo naranja, las autoridades aún no abren los espacios y en Guanajuato el aforo máximo es del 30%.

La pandemia ha pegado duro al sector de la exhibición. De acuerdo con la cámara del 25 de marzo de 2020 al pasado 17 de enero, se vendieron en todo el país 14.7 millones de boletos, cifra que equivaldría a solo el 5% de los vendidos en 2019 en el mismo periodo, cuando se registró la venta de 293 millones de boletos.

«Podemos decir que el impacto ha sido de 279 millones de boletos no vendidos, que en términos de taquilla equivale a 15 mil 235 millones de pesos», detalló.

La Canacine reiteró que los cines son espacios de bajo riesgo de contagio y, derivado de sus protocolos de seguridad, no han tenido incidencia alguna de coronavirus.

El jueves, por medio de un comunicado, pedía a las autoridades reconsiderar el cierre de cines, argumentando con diversos estudios científicos que son espacios seguros.

«Ir al cine es una actividad que se realiza en silencio con muy poca interacción social; en las salas de cine es posible garantizar la distancia social gracias a las butacas vacías entre asistentes y al aire de las salas que se reemplaza varias veces por función», se leía en el comunicado.

Subrayó que la industria está en peligro de desaparecer, afectando 200 mil empleos entre directos e indirectos. (Con informacion del Informador.mx)