¿Qué se hace con el aguinaldo? ahorrarlo o gastarlo

406

El aguinaldo es una prestación de ley, que se da los últimos días del año, y que corresponde como mínimo a 15 días de suelo.

Muchas personas lo utilizan para hacer pagos o comprar regalos para Navidad, sin embargo, hay opciones mucho más sanas, financieramente hablando, que pueden ayudarte a sobre pasar la “cuesta de enero ” sin mayor contratiempo.

El aguinaldo bien se puede invertir, lo que podría representar un beneficio muy favorable según se sepa manejar de la manera correcta… por eso, te damos algunos consejos de como poder invertir de manera inteligente tu dinero.

Para poder invertir, tienes que conocer conceptos como el rendimiento, la liquidez, el riesgo y los plazos, que son básicamente lo que podrías ganar o lo que podría crecer tu capital, la facilidad que puedas tener para disponer de tu dinero, comprender que existe un riesgo al invertir y saber manejarlo, y por supuesto los tiempos para poder hacerlo de manera correcta.

Ante la economía actual, es indispensable ahorrar en todo siempre, y tener un presupuesto que contemple todos los ingresos, egresos, gastos y utilidades (depende de cada caso).

Luego, podemos separar dos grandes opciones para invertir tu aguinaldo; la primera de ellas sería hacerlo mediante una renta variable, es decir, un procedimiento que al realizarlo, no sabrás con certeza cuando podrás ganar, sin embargo, hay parámetros para acercarte a un mayor margen de ganancia. Ejemplo de la renta variable es un fondo de inversión o sociedad de inversión, así como acciones de alguna compañía.

Como segunda opción, esta invertir en deuda, que es básicamente es comprar un pagare a alguien, ya sea una institución bancaria, empresa o el mismo gobierno.

En este caso, los más conocidos son los CETES, que son emitidos por el Gobierno Federal, y se consideran de mínimo o nulo riesgo, ya que justamente el pagare o documento que te firma el estado para utilizar tu dinero, está comprometido a una cifra fija, más allá de como resulte el estímulo de la inversión. Por lo que este instrumento, te asegura un rendimiento mínimo entre el valor inicial de tu inversión y el pago acordado en el acuerdo.

Estos son solo algunas de las tantas maneras de convertir tu “dinero extra” en un activo, y que este a su vez crezca y sea productivo.

El hábito del ahorro, siempre va de la mano con la inversión, ya que el dinero totalmente parado, no genera riqueza.


Te podría interesar:

Colegio de Apodaca permanece vigilado tras amenaza de alumno

A ‘El Bronco’ no le importa destitución y se pone a regalar boletos

Dan 61 años de prisión a hombre por robar y abusar de 4 mujeres en Santa Catarina