Acuerdan sinergia Ombudsman de Nuevo León y Tamaulipas para defender a migrantes

Las Comisiones de Derechos Humanos en ambas entidades buscar formar un frente común para atacar el problema de violencia contra migrantes que vive la frontera norte de México

47

Las comisiones de los derechos humanos de Nuevo León y Tamaulipas, acordaron este viernes trabajar en conjunto para proteger a la población migrante de estas dos entidades.

Esta nueva colaboración, explicaron las respectivas titulares, versará en torno al diseño de estrategias conjuntas, ese establecimiento de vínculos con estados vecinos de la zona norte de México y diplomáticos de países con mayor índice de personas migrantes

Durante una reunión de trabajo sostenida por las presidentas Susana Méndez de Nuevo León y Olivia Lemus de Tamaulipas, dialogaron sobre la delicada situación que atraviesa la frontera norte de México, siendo el punto de mayor violación de derechos, en perjuicio de migrantes.

“Nos preocupa a las dos el tema de la migración”, dijo Méndez Arellano, “vamos a celebrar una reunión a fin de mes con todos los cónsules para ver los temas de los migrantes”.

La titular de la CEDHNL agregó que los hechos ocurridos en Camargo, Tamaulipas, donde desaparecieron 19 personas, es un tema de trabajo para las Comisiones de Derechos Humanos.

“Después de lo que pasó con las personas desaparecidas, es una preocupación”, mencionó.

“Tenemos un convenio de colaboración con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, cuando recabamos la queja y se desprende una presunta violación a los derechos humanos, cometidos por alguna autoridad de carácter federal, la remitimos a la CNDH”.

La Presidenta de la CEDHNL espera que a esta reunión se integren los titulares de los organismos de derechos humanos de Baja California, Chihuahua, Sonora, Durango y Coahuila.

En el marco de esta reunión también se anunció que la CEDHNL se puso en contacto con los consulados de El Salvador, Guatemala, Honduras, Venezuela, Perú, Nicaragua, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Japón, Colombia, Chile, Brasil y Canadá, para poder respaldar jurídicamente a los migrantes.